Saltar al contenido

Gobernanza Económica de la UE

La Estrategia Europa 2020 constituye el nuevo marco de referencia para la coordinación de las políticas económicas y de empleo de los Estados miembros de la UE, a través fundamentalmente de los Programas Nacionales de Reformas y de las Orientaciones Integradas Europa 2020.


La crisis ha dejado al descubierto en muchos países europeos problemas fundamentales y tendencias insostenibles. También ha puesto de manifiesto hasta qué punto son interdependientes las economías de los países de la UE. Una mayor coordinación de políticas económicas en la UE contribuirá a resolver los problemas y a impulsar el crecimiento y la creación de empleo en el futuro.


La nueva gobernanza económica de la UE se basa en tres elementos principales:

  • Reforzar la agenda económica con una supervisión más estrecha por parte de la UE. Esto incluye las prioridades y los objetivos políticos acordados dentro de la Estrategia Europa 2020; los compromisos adicionales contraídos por los Estados miembros que participan en el Pacto por el Euro Plus; mayor supervisión por parte de la UE de las políticas económicas y fiscales en el marco del Pacto de Estabilidad y Crecimiento mediante nuevos instrumentos para reducir los desequilibrios macroeconómicos, y un nuevo método de trabajo —el Semestre Europeo— para debatir las prioridades económicas y presupuestarias cada año en las mismas fechas.
  • Salvaguardar la estabilidad de la zona del euro. En 2010, la UE reaccionó frente a la crisis de la deuda soberana creando mecanismos provisionales de apoyo a los Estados miembros, que serán sustituidos en 2013 por un mecanismo permanente, el Mecanismo Europeo de Estabilidad. Estas medidas de apoyo están supeditadas a la aplicación de programas rigurosos de consolidación fiscal y de reforma y se desarrollan en estrecha cooperación con el FMI.
  • Sanear el sector financiero. La UE ha creado nuevas normas y nuevos organismos para prevenir los problemas con más antelación y asegurarse de que se regula y supervisa correctamente la actividad de todos los agentes financieros. Además, tiene el empeño de garantizar que los bancos europeos cuenten con suficientes reservas de capital para soportar las turbulencias que puedan amenazar al sistema financiero en el futuro, de modo que puedan seguir operando y ofreciendo créditos a hogares y empresas.

 

Todos los Estados miembros se han comprometido a alcanzar los Objetivos de Europa 2020 y los han traducido en objetivos nacionales. Por eso, la Unión Europea ha establecido un ciclo anual de coordinación de las políticas económicas denominado el Semestre Europeo.  Cada año, la Comisión analiza detenidamente los planes de reformas presupuestarias, macroeconómicas y estructurales de los Estados miembros y les hace recomendaciones para los 12-18 meses siguientes.

 

En octubre de 2015 la Comisión Europea decidió racionalizar más el Semestre Europeo. Eso implicó, concretamente, integrar mejor la zona del euro y las dimensiones nacionales, centrarse más en los resultados en materia social y de empleo, impulsar el diálogo democrático, fomentar la convergencia localizando y aplicando las mejores prácticas y apoyar las reformas de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos y la Asistencia Técnica.

 

Las principales etapas del Semestre Europeo son las siguientes:

  • En septiembre, el presidente de la Comisión Europea expone las prioridades políticas, económicas y sociales en el discurso sobre el estado de la Unión que pronuncia ante el Parlamento Europeo. El debate que sigue proporciona la base del Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento del año siguiente.
  • En octubre, los Estados miembros de la zona del euro presentan sus proyectos de planes presupuestarios para el año siguiente.
  • En noviembre, la Comisión emite un dictamen sobre cada uno de los Estados, donde evalúa si el proyecto de plan presupuestario cumple las obligaciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.
  • También en noviembre, la Comisión adopta para el año siguiente el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento, donde se establecen las prioridades de la UE para impulsar la creación de empleo y el crecimiento. Al mismo tiempo, la Comisión publica su Informe sobre el mecanismo de alerta y la evaluación de los proyectos de plan presupuestario de los Estados miembros de la zona del euro.
  • En febrero, la Comisión publica un estudio económico por cada Estado miembro en el que analiza su situación económica, sus planes de reforma y, si se considera necesario a la luz del Informe sobre el mecanismo de alerta, los posibles desequilibrios a los que se enfrenta.
  • En su reunión de primavera, en marzo, el Consejo Europeo pasa revista a la situación macroeconómica general y los avances hacia los objetivos de Europa 2020 y emite orientaciones sobre reformas presupuestarias, macroeconómicas y estructurales.
  • En abril, los Estados miembros presentan sus planes para conseguir unas finanzas públicas saneadas (Programas de estabilidad o convergencia) y las reformas y medidas con las que intentarán alcanzar un crecimiento inteligente, sostenible e integrador en áreas como el empleo, la educación, la investigación, la innovación, la energía o la integración social (Programas nacionales de reforma).
  • En mayo, la Comisión propone recomendaciones específicas por cada Estado miembro, excepto a aquellos que están sujetos a programas de ajuste macroeconómico. El Consejo debate estas recomendaciones y, a continuación, el Consejo Europeo las aprueba. De este modo los Estados miembros dispondrán de una serie de orientaciones antes de dar los últimos toques a sus proyectos de presupuesto para el año siguiente.
  • Por último, a finales de junio o principios de julio, el Consejo adopta oficialmente las recomendaciones para cada país. Si los Estados miembros hacen caso omiso de las recomendaciones y no toman medidas en el plazo establecido, pueden recibir advertencias. En caso de desequilibrios macroeconómicos y presupuestarios excesivos, también puede recurrirse a incentivos y sanciones.

Para aplicar las políticas requeridas y garantizar un amplio respaldo, se mantiene una estrecha cooperación con el Parlamento Europeo, con otros órganos consultivos de la UE (Comité de las Regiones y Comité Económico y Social Europeo) y con los Estados miembros.

 

2017

 

 

2016

2015

2014

 

2013

 

2012

 

 

Union Europea