Saltar al contenido

Notas de prensa

El coste laboral en Galicia volvió a conseguir en 2019 el máximo nivel de convergencia con España de toda la serie histórica

El coste laboral en Galicia volvió a conseguir en 2019 el máximo nivel de convergencia con España de toda la serie histórica

  • Este indicador se situó en Galicia en el 91,2% de la media española, según muestra un estudio del IGE publicado hoy
  • El coste laboral bruto por trabajador superó por primera vez los 29.000 euros, lo que también supone la cifra más alta de la serie histórica
  • Galicia es la segunda comunidad donde más creció este indicador en 2019, con un incremento del 3,8% sobre el año anterior, superior a la media española (2,4%)

Santiago de Compostela, 31 de julio de 2020.- El coste laboral bruto en Galicia en el año 2019 representó el 91,22% de la media española, lo que supone el máximo nivel de convergencia de toda la serie histórica, según muestran los datos del Estudio sobre Salarios  publicado hoy por el Instituto Gallego de Estadística (IGE).

El costo laboral bruto por trabajador en Galicia aumentó en 2019 hasta los 29.041,1 euros, lo que también representa la cifra más alta de toda la serie histórica. Además, es la primera vez que en Galicia supera los 29.000 euros.

Respecto a la evolución por sectores, en Galicia el coste laboral bruto en la industria representa el 92,8% de la media española, frente al 99,5% en el sector de la construcción y del 88,8% en el sector servicios. El informe del IGE también incluye datos sobre su estructura, de forma que el coste laboral bruto está conformado por los sueldos y salarios (21.173,4 euros); cotizaciones obligatorias (7.010,5); los beneficios sociales (376,4); las indemnizaciones por despido (103,2); los gastos en formación profesional (64,5) y los gastos derivados del trabajo, que suponen 304,4 euros.

En cuanto a la evolución interanual, Galicia es la segunda comunidad autónoma -tras Aragón- donde más creció el coste laboral bruto en 2019. En concreto, este indicador creció en Galicia un 3,8%, frente al crecimiento del 2,4% de la media española.